10 habitos de un inversionista eficaz

finanzas Nov 11, 2020

 

 

 

¿Sabes que es lo que diferencia al Sr. Warren Buffet de los inversionistas promedio? Hay una serie de hábitos que, a diferencia de un inversionista común, realizan los inversores más exitosos de la historia. Ser un inversor inteligente no es un trabajo sencillo. A continuación, te presentaremos 10 hábitos de un inversor altamente eficaz:

 

#1 Entienden el negocio

Esto es muy importante. Entiende y conoce como funcionan los mercados financieros previo a operar. Para esto, te dejamos algunas preguntas que puedes hacerte para comprender mejor el mercado e instrumento.

  • ¿Entiendes los mercados financieros?
  • ¿Entiendes el mercado de valores?
  • ¿En qué bolsa de valores se encuentra la empresa?
  • ¿Conoces los riesgos de tu inversión?
  • ¿Cuál es el grado de liquidez de la inversión?
  • ¿La empresa paga dividendos?
  • ¿Cuál ha sido la tendencia a lo largo de su trayectoria?

Como te podrás dar cuenta, para ser un inversor inteligente, y entender como funcionan los diferentes activos, es necesario realizar una ardua investigación previa.

 

#2 Tienen visión

Mantener una visión que te permita estabilidad mental para los futuros inciertos y cambios volátiles. Busca tendencias y noticias, debes de estar un paso adelante de los demás. 

Un inversor debe de tener visión clara sobre la empresa, por esta razón, debes de dedicarle tiempo a analizar el activo, por ejemplo:

Recordemos que no debemos de tener una cartera con muchos activos. Por ejemplo, no es lo mismo dedicarle el tiempo a analizar 50 acciones, para saber como están y ver si existe la posibilidad de comprar más o vender, que tener un portafolio preciso y dedicar de tu tiempo a analizar 6 u 8 empresas.

 

#3 No se dejan llevar por sus emociones

Un inversor inteligente es aquella persona que, a pesar de las circunstancias, es cauto con las decisiones que toma.

Por otro lado, un especulador es aquella persona que no tiene bien desarrollada su inteligencia emocional, sigue solo al mercado, y no realiza análisis exhaustivos – y por lo tanto sus acciones no suelen ser rentables a largo plazo.

Es por eso por lo que debemos de ser muy precisos y cautos al momento de adquirir o vender acciones.

 

#4 Aprenden de sus errores

Como en muchas cosas, es bueno mantener los pies sobre la tierra, darnos cuenta de nuestros errores y tratar de no permitir que vuelvan a suceder.

Un buen inversor es capaz de determinar 3 cosas:

  • Fallas y/o errores
  • Acciones que se hicieron acertadamente
  • Costos de oportunidad al invertir en cierta acción o activo

 

#5 Son cautos en sus decisiones

Los inversores más exitosos del mundo realizan análisis exhaustivos que, en consecuencia, los llevan a tomar decisiones con mejores posibilidades de triunfar.

 

#6 Invierten en educación

Los mejores inversores del mundo se encuentran en un estado de aprendizaje constante.

Te recomendamos:

  • Estar en la delantera con técnicas innovadoras para estimar fluctuaciones de los precios a futuro
  • Leer libros sobre inversiones
  • Tomar cursos, webinars o talleres de inversiones
  • Usar redes sociales para buscar información de primera mano acerca de eventos relevantes
  • Avivar a diario tu apetito por conocer detalladamente cambios en la normatividad e innovaciones en la operatividad de los mercados

 

#7 Tienen una estrategia sólida y actualizada

Debemos entender que el plan de acción no es estático, son muchos factores que determinan una estrategia, desde: la situación personal, la situación económica, la economía mundial, elecciones presidenciales, pandemias, etc.

El primer paso para definir una estrategia es realizar un test para conocer tu perfil de inversionista. Una vez conociéndote, podemos pasar a definir una estrategia solida de acuerdo con algunas variables; como, por ejemplo:

  • Ingresos personales (muy estables, poco crecientes, o muy crecientes)
  • Tolerancia al riesgo
  • Conocimiento financiero
  • Edad y perfil de riesgo

 

#8 Entienden y conocen los riesgos involucrados

Conocer los riesgos de una inversión permite una mejor toma de decisiones. Debemos de conocer los riesgos involucrados en una inversión: riesgo operativo, riesgo natural, riesgo financiero, etc.

Cuando el mercado apunta al alza nos sentimos valientes, pero si incurrimos perdidas podría parecernos una inversión fallida. La clave es ser paciente.

Una de las mejores alternativas para mitigar el riesgo financiero es diversificar, pero es muy importante que no diversifiques de más. Ten un control de tu portafolio y dedícale el tiempo necesario a cada activo para saber cómo se está comportando.

 

#9 Son cuidadosos con su tiempo

Los grandes inversores no gastan su tiempo en cosas que no agreguen valor.

Es por esta razón que te recomendamos que consideres los siguientes puntos:

  • Define una estructura semanal
  • Ten una agenda
  • Enfócate en las cosas que aportan valor
  • Evita aquellas cosas que te distraigan o te saquen de rutina

 

#10 Tienen finanzas personales sanas/estables

Tener finanzas personales sanas siempre será primordial previo a entrar a bolsa o algún otro proyecto de inversión.

Para cuidar de tus finanzas te recomendamos ampliamente:

  • Tener un presupuesto mensual (inclusive semanal) y otro anual
  • No gastar más de lo presupuestado
  • Hacer frente a tus obligaciones a corto plazo
  • Conocer tu capacidad para invertir
  • Tener un fondo de emergencia en deuda gubernamental donde el dinero este a la “vista”, es decir, que la liquidez sea diaria. En el caso de México, BONDDÍA es una opción.

 

Entrar al mundo de las inversiones puede sentirse como algo difícil o fuera de alcance; la realidad es que las herramientas para invertir existen para todo perfil de inversionista – lo más difícil es triunfar a corto plazo y armar un portafolio rentable a mediano/largo plazo. Esperamos que con estos 10 tips puedas sentirte más seguro y un poco más preparado para invertir.

Close

50% Completado

Segundo paso

Déjanos tus datos para recibir un newsletter mensual con lo ultimo del mundo inmobilario, financiero y económico.