La bursatilidad de las acciones

finanzas Jan 13, 2021

La “bursatilidad” de una acción nos dice el nivel de liquidez que tiene un determinado título, en otras palabras, el grado de facilidad con que puede ser comprada o vendida una acción. En el mercado existen acciones con alta, media, baja y mínima bursatilidad. 

 

Mientras más bursátil sea una emisora, más fácil se podrá negociar en el mercado. Es debido a esto que, al momento de poner una postura de compra o venta en el sistema, siempre se podrá operar con facilidad, ya que cuentan con una alta demanda.

 

Problemas de una baja bursatilidad:

 

Es muy lamentable que el 43% de las 143 emisoras en la BMV estén consideradas con baja bursatilidad.

 

  • El primer problema de un volumen bajo es la facilidad con la que se puede entrar y salir una acción, y además, al precio que uno considera como el adecuado.
  • El segundo problema es parecido, pues si el precio de una posición que se tenga en el portafolio empieza a bajar, puede ser difícil encontrar compradores, y para cuando los haya, la pérdida puede haber incrementado.
  • El tercer problema es que no se puede usar como un indicador de interés del mercado por un título en particular, ya que, al ser de baja bursatilidad, no se puede tener una impresión clara sobre la demanda u oferta reales por el valor.

 

El hecho de que la empresa sea conocida y tenga renombre no significa que estén interesados ​​por los títulos de la empresa, ni significa que se estos se intercambian activamente. Los altibajos son causados ​​por "un pequeño número de acciones realizadas por un par de entidades", y es posible que quedes atrapado por los intercambios de estos pocos participantes.

 

Close

50% Completado

Segundo paso

Déjanos tus datos para recibir un newsletter mensual con lo ultimo del mundo inmobilario, financiero y económico.